Intervención a Trump TowerQuién lo hubiera pensado.

El director del FBI James Comey ha intervenido en el último escándalo de la Casa Blanca de Trump, quien ha dicho que las comunicaciones de su campaña presidencial fueron intervenidas por el ex Presidente Obama el otoño pasado, informa el New York Times. Funcionarios afirman que Comey ha pedido que el Departamento de Justicia públicamente rechace las explosivas acusaciones, tanto porque cree que son falsas, como porque sugieren que el FBI cometió un delito.

Las fuentes del Times dicen que el FBI está preocupado de que si el público cree que si tuvo lugar la intervención y si tenía la aprobación de un tribunal de EUA, esperarían que se produzca evidencia de la injerencia rusa en la elección.

También, la Casa Blanca ha exigido una investigación por el congreso de las acusaciones del Presidente; aunque congresistas de ambos partidos quieren evidencia que respalder las acusaciones de Trump, informó NBC News, “Nunca escuché esta acusación”, dijo al respecto el senador republicano Marco Rubio.

Miembros claves del congreso han dicho que seguirán las directivas de Trump. Escribe la AP que tal investigación podría perjudicar al presidente. “Seguiremos la evidencia a dónde nos lleve”, dijo Richard Burr, el Senador que preside el Comité de Inteligencia del Senado.

Politico informa sobre la reacción de algunos congresistas: “boquiabiertos”.

El Washington Post  dice que ha entrevistado a 17 funcionarios de la Casa Blanca quienes han informado sobre la “furia” de Trump en los días recientes. Parte de la ira del presidente se debe a que todo esto explotó al día siguiente del discurso al de Trump al Congreso, que había recibido elogios por su tono suave.

El  New York Times traza las 36 horas en que la acusación pasó de ser un “comentarista despotricando en la radio” a la cuenta oficial del presidente en Twitter.

El ex fiscal general Michael Mukasey cree que pudo haber tenido lugar una intervención de las comunicaciones de Trump Tower, pero no cree que Obama las ordenó, informa the Hill reports. Mukasey, quien trabajó en la Casa Blanca de George W. Bush, considera que el Departamento de Justicia pudo haber “ordenado la intervención pensando que alguien en la campaña de Trump era un agente ruso para cualquier fin”.

Via Newser

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.