Screen-Shot-2013-01-02-at-5.18.08-PM5Publicado en inglés el 1 marzo 2014, en la revista The Nation bajo el título “This Week in ‘Nation’ History: The European Right—From (Jean-Marie) Le Pen to (Marine) Le Pen—and the Rise of the French Far Right”. Traducido con autorización especial. Por Katrina vanden Heuvel.

La próxima semana The Nation presentará un informe elaborado por la profesora Cécile Alduy de Stanford sobre el alarmante auge de Marine Le Pen y la extrema derecha francesa. En los últimos años, Le Pen ha logrado hábil pero fraudulentamente esconder las manifestaciones más odiosas de antisemitismo, racismo y xenofobia puras y simples de su partidom el Frente Nacional, algo en que su padre, Jean -Marie Le Pen, se había especializado durante sus cuarenta años cuando ocupó la dirección. Al mismo tiempo, escribe Alduy, la opinión pública francesa — erróneamente viendo en los inmigrantes un chivo expiatorio por el malestar general de la economía del país — se ha movido más hacia la derecha  Cualesquiera que sean los resultados de las elecciones locales programadas para finales de este mes y las elecciones al Parlamento Europeo en mayo, hay un grave riesgo de que la tóxica ideología del Frente Nacional se consagre más y adquiera mayor legitimidad como una fuerza impulsora del debate público — no sólo en Francia, sino en toda Europa en su conjunto.

Katrina vanden Heuvel
Katrina vanden Heuvel

Aunque Le Pen “ha logrado poner un lustre moderno a una vieja marca política”, escribe Alduy, la filosofía subyacente del Frente Nacional se mantiene casi exactamente igual que bajo Jean-Marie Le Pen. Tal vez sea útil, a continuación , volver a examinar el comportamiento del lobo antes de que vistiera de oveja, y con este fin no hay mejor guía que Daniel Singer, veterano corresponsal europeo de The Nation hasta antes de su muerte en 2000.

Sus numerosos despachos sobre Le Pen père — “el hombre cuyo nombre es sinónimo de la reciente reactivación de racismo manifiesto en la política y la sociedad francesas” escribió Singer en 1985 — muestran cuán mutable y peligrosa sigue siendo la amenaza que emana de lo que Singer, en un recurrente uso de metáforas relacionadas, llama la peste, el veneno y las enfermedades de Francia.

En “The Resistible Rise of Jean-Marie Le Pen” (Septiembre 7, 1985), Singer escribió de Le Pen:

Sonriente, elegantemente vestido, ahora parece — sobre todo en la televisión, donde observa su mejor comportamiento — un tipo sincero y razonable diciendo a la gente en voz alta “lo que todos realmente creen”, “lo que ya saben”, un hombre que simplemente hace eco del precepto básico de es gran estadounidense Ronald Reagan: que el comunismo es la raíz de todos los males. Un hombre con la cara roja, algo pasado de libras que alerta a la “mayoría silenciosa” en contra de los atracadores, drogadictos, homosexuales y cripto-comunistas, Le Pen podría ser descrito como una especie francesa de Spiro Agnew que predica a favor de la ley y el orden, salvo que no es de origen griego o extranjero. Esa es una diferencia importante, ya que el hombre y el movimiento que él lidera, el Frente Nacional , pregona la consigna “los franceses primero” y ha divultado la fábula de que todo estaría bien en las calles y los hospitales, en las escuelas e incluso en las fábricas si no fuera por las hordas extranjeras que invaden Francia , sobre todo los que cruzan el Mediterráneo. Francia sería simplemente maravillosa sin marxistas, árabes y otros extranjeros ….

El ingreso de racistas reconocidos al Parlamento francés no es en sí misma la peor perspectiva. Como dice el viejo refrán, no se baja la temperatura con romper el termómetro …. Más preocupante es el cambio ideológico subyacente a la derecha, la metamorfosis radical de la sustancia y la forma del debate político, de lo que esta plaga es sólo un síntoma.

Tres años más tarde, después de que el Frente Nacional había conseguido un nuevo nivel de legitimidad cuando Le Pen obtuvo más del 14% de los votos en la elección presidencial de 1986, Singer escribió “In the Heart of Le Pen Country“, sobre una visita a Marsella:

Los problemas graves no comienzan cuando los hombres con botas militare o con pezuñas hendidas optan por el fascismo. Comienza cuando las circunstancias enloquecen suficiente al latonero y el sastre, su vecino y su primo, para que voten a favor de un admirador de Pinochet, un predicador del apartheid, un hombre para quien las cámaras de gas son un mero “detalle”. Cuando miré hacia abajo en las escaleras de la estación, en la salida de esta ciudad todavía cálida y atractiva, no pude dejar de pensar que la contaminación moral no se percibe tan fácilmente. Razón de más para sondear bajo la superficie, para hacer que suene la alarma y, sobre todo, buscar una cura — a menos que queramos despertar un día ya demasiado tarde, en una ciudad o un país totalmente contaminados.

* * *

Singer dio seguimiento al ascenso de Le Pen durante toda la década de 1990. Sus despachos de la época muestran una creciente preocupación sobre el poder de permanencia de Le Pen, e incluso pronostica los intentos más recientes de Marine Le Pen, la hija menor, por ocultar el fascismo subyacente del partido mediante la proyección de un rostro más sonriente, humano The Ghosts of Nationalism” (March 23, 1992): :

Aunque el desempleo en Europa Occidental es ahora casi tres veces más alto de lo que era hace veinte años, no ha alcanzado las proporciones de la Depresión precedente a la guerra, ni es comparable la situación de sus víctimas. Aunque el descontento es elevado, los trabajadores no están alineándose masivamente tras Le Pen y sus equivalentes. El peligro para Europa occidental no es una toma inmediata del poder por varios Frentes Nacionales. La amenaza radica en la extensión gradual de la enfermedad: la propagación del racismo y el debilitamiento de la solidaridad de clase, socavando la capacidad de la sociedad a la resistencia en caso de que una depresión catastrófica reviva otro ataque de la mortífera epidemia.

Hate in a Warm Climate” (April 20, 1992):

Le Pen ha dicho que para ganar votos que debe mantener su lengua bajo control, así se está comportando de la mejor manera. Él no hace comentarios abiertamente racistas o antisemitas. Sin embargo, al escucharlo con atención , todavía se puede juzgar al hombre. Su referencia a Jean -Claude Gaudin como “la mujer barbuda ” — indicación poco sutil sobre la presunta homosexualidad de Gaudin — da una idea de su tono moral. El desprecio con que pronuncia las palabras “de toda raza y religión”, al describir los manifestantes que vio en Londres, también es revelador. Es su desprecio por ellos revive los desagradables recuerdos de la Segunda Guerra Mundial: “Ellos sólo quieren hablar de Pétain y Touvier” (un torturador en la época de la guerra, escondido durante años por la iglesia y sólo recientemente arrestado ). “Cualquiera que sea el tema, les recuerda a Hitler y Vichy . “

Liberté, Egalité, Racisme” (October 21, 1996):

En su nueva postura, el Frente Nacional recuerda cada vez más a los movimientos fascistas de antes de la guerra. Igualmente preocupante es el hecho de que el fenómeno no sea únicamente francés. Desde Amberes a Viena, pasando por el norte y el sur de Italia, en la ausencia de perspectivas racionales, todo tipo de fuerzas de la sinrazón están ganando terreno. Naturalmente, la situación no debe dramatizarse en exceso. La crisis económica aún no es lo suficientemente profunda para que se vote al poder a un Le Pen en ningún país de Europa Occidental. Pero el veneno se está extendiendo. No va a ser detenido aceptando los prejuicios, haciendo compromisos, apegándose a un consenso cada vez más conservador. No se detendrá por decreto tampoco. La contraofensiva requerirá batallas diarias implacables en los frentes políticos, sociales y culturales. Si la derecha respetable es más culpable como portadora de la enfermedad, la principal responsabilidad, sin embargo, pertenece a la izquierda: El ascenso de Le Pen no tendrá una real resistencia hasta que el pueblo, al ver la posibilidad de una sociedad radicalmente diferente, comience a luchar por soluciones reales en lugar de buscar chivos expiatorios. Esta clase de francés, ahora estudiada en toda Europa, no pierde su validez al cruzar el océano .

Supping with the French Devil” (April 20, 1998):

Con todo lo que se ha escrito aquí sobre resistible ascenso de Le Pen, podemos resumir la propagación de la enfermedad. Cuando François Mitterrand fue elegido presidente en 1981, el frente era insignificante. Sin cargos públicos, la derecha inventó el mito de que el aumento del desempleo se debe a la mano de obra inmigrante, olvidando que por mucho que se rebajar Le Pen podría hacerlo aún más. Así adquirió marca, imponiendo un falso debate sobre la nación. Pero fue capaz de consolidar su posición sólo porque la izquierda no logró ofrecer una alternativa radical. Con Francia experimentando un consenso vago sobre la política económica combinada con el aumento de la miseria social, Le Pen podría parecer ser el único de afuera, ganando apoyo especialmente entre los trabajadores y los desempleados. Su extraña mezcla de Reaganomics internamente y la oposición a la globalización es incoherente, por lo que cada vez que se activa el movimiento social (como en el descontento del invierno de 1995) se echa de lado al frente. Pero se recupera, alimentando en la incapacidad económica de los otros protagonistas.

Así, el destino del Frente Nacional está realmente en manos de la izquierda. Si escucha al establishment financiero internacional, optando por una política deflacionaria y el desmantelamiento del Estado de bienestar, fomentará la difusión de la enfermedad, que no curará ningún cambio de termómetro electoral. Sólo si da frente al desempleo, mediante un cambio radical de la sociedad francesa, podá la izquierda contener un crecimiento canceroso que ya es grave aunque todavía no fatal. La responsabilidad es histórica porque …  los cadáveres del pasado están todavía sin enterrar. Escuchen a Hegel y Marx, la historia puede repetirse, no como farsa, sino como tragicomedia .

Los suscriptores a The Nation pueden acceder a nuestro archivo digital con todo tipo de búsquedas, que contiene miles de artículos históricos, ensayos y reseñas, cartas al editor y editoriales que se remontan al 6 de julio de 1865.

Artículo en inglés