Si la Casa Blanca esperaba que el discurso presidencial aplacara el descontento popular sobre la respuesta del gobierno al derrame en el Golfo, les falló el cálculo. Eso indican comentaristas y editoriales que siguieron el discurso, el primero que Obama pronuncia desde la Oficina Oval, que históricamente se limita para las situaciones de crisis. A continuación presentamos apartes de algunos comentarios. Cada enlace lleva al artículo en inglés.

New York Times. El señor Obama y su equipo tendrán que cumplir — poniendo más dedicación y compromiso que hasta el momento han mostrado. … A los 56 días de que comenzara el derrame, todavía no stá claro quien tiene responsabilidad por las decisiones más básicas, como colocar controles para proteger los pantanos más sensibles. Tampoco está claro cuánto petróleo sigue saliendo del pozo roto. El martes, un panel del gobierno aumentó los cálculas a casi 60,000 barriles diarios.

Lyn Sweet, Chicago Sun-Times. No recuerdo ninguna otra ocasión en que haya visto a Obama pronunciar un discurso sentado detrás de un escritorio, se veí torpe y robótico. Pero, en serio a quien le importa lo visual en medio de una catástrofe. Obama dijo lo que debía decir para la situación, pero los hechos y logros son los que importan, no las palabras. Y para comenzar, el flujo de petróleo submarino se controla o no. Y en este momento no lo está.

Daniel Gross, Newsweek. El discurso del Presidente Obama desde la Oficina Oval sobre el derrame en el Golfo fue casi lo suficiente para hacerlo extrañar al Presidente George W. Bush. Quizás no tanto como la verdadera presidencia de George W. Bush, pero al menos los ideales platónicos de la presidencia de George W. Bush — el presidente con un MBA, el ejecutivo en jefe como CEO….El discurso de Obama fue más como una presentación con Power Point, a la cual le hacen falta las últimas páginas.

Keith Obberman: “Fue un gran discurso — si hubieras estado en otro planeta durante los últimos 57 días”. “No se dijo nada específico”. “No creo que apuntara bajo, no creo que estuviera apuntando. Es desconcertante”.

Chris Matthews: “No hubo dirección. Escandaloso que siga diciendo que Chu [Secretario de Energía] tiene un premio Nobel. Me vomito si lo vuelve a decir.” “Demasiado sobre la meritocracia y la comisión de ciudadanos”.

Howard Fineman: “No fue lo suficientemente específico. Obama debería comportarse como ‘comandante en jefe'”.

Joshua Green, The Atlantic. “…Y ello me sugiere que este discurso perseguía ante todo contener el daño a su administración, y no era el punto de cambio en el debate sobre energía que mucha gente esperaba oir”.

Glenn Thrush, Politico. “El presidente Barack Obama declaró la guerra contra el derrame del petróleo en el Golfo el martes. Lamentablemente, muchas de sus tropas siguen esperando un plan de batalla”.

Margaret Carlson: “Obama perdió una oportunidad de hacer algo concreto sobre el derrame de petróleo: despedir a su Secretario del Interior. Obama también lucía débil, obligado a ir varias veces al Golfo y a pronunciar un discurso desde la oficina Oval porque la prensa está descontenta con su respuesta”.

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.