Bernie_Union_SquareEn la semana en la que Kobe Bryant cerró su legendaria carrera de 20 años en el basketball profesional marcado 60 puntos, y que el Papa Francisco acogió a 12 refugiados, en El Molino hemos decidido que un voto por Bernie Sanders es un voto por un futuro menos corrupto, con mayor oportunidad para la gente trabajadora de EUA, la necesaria protección del planeta y un mundo en el que la guerra no sea el único medio de resolver conflictos.

Nos convenció, si se puede decir que necesitáramos que se nos convenciera, el debate en el Brooklyn Navy Yard el martes pasado entre Sanders, el candidato socialista demócrata, y Hillary Clinton, ungida por el oficialismo del partido demócrta.

Nos convenció lo que se dijo, cómo se dijo. Y lo que no se dijo.

Nos repugnó el método de Hillary de evadir un tema, respondiendo a una pregunta con otra y luego abundando sobre lo que no le habían preguntado. Este es un truco que se usa en los clubes de debate. O un abogado ante un jurado. Pero en la política es una manera de mentir. Cuando la entrevistadora pidió a Hillary que hiciera públicas las transcripciones de los discursos por los que los banqueros de Goldman Sachs le pagaron cientos de miles de dólares, Clinton dijo que Sanders debería mostrar sus declaraciones de impuestos. (El lo hizo, el viernes 15 de abril, mostrando que lo que él gana en un año con su salario como Senador, ella lo recibió en una hora por pronunciar un discurso).  

Cuando se habló de la necesidad de aumentar el salario mínimo a US$15 la hora, Hillary se presentó como si hubiera estado al lado de los empleados de los establecimientos de comida rápida cuando iniciaron la lucha. Sanders recordó que en aquel entonces Clinton había dicho que eso era demasiado.

Después de haberse presentado en reiteradas veces como la continuidad de Obama, cuando uno de los entrevistadores preguntó a Clinton si coincidía con las palabras de Barack Obama en el sentido de que la intervención en Libia había sido un desastre, ella, impulsora de la campaña, dijo que la decisión la había tomado el presidente. Es decir intentó apartarse. El caso de Libia, igual que su apoyo a la guerra en Irak en 2003, es clara indicación de que Hillary Clinton es partidaria de resolver conflictos a sangre y fuego.

Son solo tres casos entre muchos que muestran que los Clinton son dos políticos de derecha, comprometidos con una agenda que perjudica los intereses de los trabajadores en EUA y el mundo.

Los tratados de libre comercio, que se iniciaron bajo la administración de Bill Clinton, han resultado en la pérdida de empleos en EUA mientras que las multinacionales explotan los bajos salarios (a veces en condiciones subhumanas) en los países a los que se trasladan.

Las conexiones con las industrias de combustibles fósiles — Hillary fue la promotora del fracking en el estado de New York — han resultado en serios daños al medio ambiente y han colocado al planeta un paso más cerca del holocausto llamado Calentamiento Global.

En 1994, bajo la presidencia de Bill Clinton, draconianas medidas relacionadas con las sentencias criminales — y promovidas por la entonces primera dama Hillary Clinton — resultaron en el encarcelamiento masivo de la juventud afroamericana, a quienes en aquel entonces ella llamó “superdepredadores”. Desde aquellos días EUA se ganó la triste distinción de tener la mayor población carcelaria en el mundo.

En cuanto a las deportaciones, Hillary Clinton se ha mostrado carente de compasión pidiendo devolver a Centroamérica los niños migrantes para “enviar un mensaje”. Ello a la vez que posa para anuncios con niñas indocumentados.

El Molino Online pide a los lectores en New York que salgan a votar este martes 19 de abril a favor de la nominación de Bernie Sanders.

Al hacerlo, les recordamos que lo clave no es quién gane en el estado, ni quien obtenga la nominación en la convención de julio ni en la elección en noviembre, lo más importante, lo histórico es que el movimiento que Bernie Sanders llama una “revolución política” es un proceso que está en marcha.

Otra semana que pasó en EUA

Carlos F. Torres

 

 

 

Carlos F. Torres
Director, El Molino Online
New York, NY 4/17/2016

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.