La gente de estatura baja tiene mayor propensidad a desarrollar trastornos cardiacos que la gente alta, informa Live Science.

La publicación reseña la evidencia de 52 estudios, que involucran a unos tres millones de participantes, señalando que los adultos bajos tienen 1.5 veces más probabilidades de sufrir un ataque cardiaco, desarrollar trastornos cardiovasculares o de corazón, o morir de ellos, que las personas altas.

Este puede ser el caso tanto para hombres como para las mujeres.

Cita a Tulla Paajanen de la Universidad de Tampere en Finlandia, quien indica que la estatura puede ser el único factor que contribuye a los trastornos de corazón sobre el cual la gente no tiene ningún control. Todos los demás pueden alterarse. “El peso, los hábitos de estilo de vida como fumar, beber, hacer ejercicio todos afectan los riesgos”.

El debate sobre la estatura y los riesgos del corazón lleva muchos años en el mundo de la medicina.

Medidas preventivas pueden ser un resultado positivo del estudio. Comentó Jaakko Tuomilehto de la Universidad de Helsinky, al enterarse de los resultados del estudio en que no participó:, “Los bebés a término completo que nacen pequeños tienen mayores probabilidades de ser pequeños como adulto. Deberían recibir cuidado preventivo desde un comienzo.

Artículo en inglés

Foto cortesía de oedipusphinx via flickr