Juan Manuel UrrutiaNo son noticias trascendentales. La verdad ninguna cambiará el curso de nuestra historia pero en cambio para los aúlicos del ex presidente Uribe son demoledoras.

Se voltearon, en un mismo fin de semana, las FARC, Daniel Coronell , The Economist y The Financial Times.

La debacle comenzó el viernes cuando un vocero de las FARC leyó un texto aceptando su responsabilidad por los hechos de guerra y sus efectos sobre la población civil. Ese era un clamor de los furibistas y del país entero.

Respuesta de los furibistas: “Eso es mentira a las FARC no se les puede creer”

Coronell se despacha con un cuento muy interesante sobre una donación de origen dudoso en la campaña de Juan Manuel Santos 2010. De un plumazo le quita todo piso a las acusaciones malintencionadas y calumniosas de Uribe y sus secuaces según las cuales Coronell estaba “comprado por Santos”.

Respuesta de los furibistas: SIN COMENTARIOS, la independencia del columnista más leído en Colombia los dejó con la boca abierta.

The Economist y The Financial Times dos reputadas publicaciones inglesas, que podrían estar en lados opuestas de las corrientes políticas comentan, sin mucho análisis, en el caso del Economist, las últimas noticias sobre el proceso de paz.

Los comentarios coinciden con el viaje de Santos a Europa, a donde se ha ido a conseguir apoyo para el proceso de paz y platica para ir creando un fondo para el post conflicto.

Coinciden también las dos publicaciones en algo que muchos colombianos presentíamos pero que se ha acentuado en los últimos días, Uribe está loco de remate.

Y eso a Uribe, al Goebbels colombiano, a la Paloma de la Guerra y sorprendentemente a un tipo un poco más serio como Iván Duque, los tiene mal, muy mal.

Es que a los furibistas no les cabe en la cabeza que su presidente esté tan equivocado. Entonces resuelven que lo que pasa es que el Economist y el Financial Times son los que están equivocados, mal informados.

Es lamentable que Colombia esté perdiendo la oportunidad de enfrentar los grandes debates y los grandes temas que se desprenden del proceso de paz.

La oposición destructiva e irracional con sus “capitulaciones” nos ha dejado enfrentar, por ejemplo, preguntas como:

  • ¿Cuándo se va a suspender el reclutamiento de menores de edad y cuándo comienza la desmovilización de los menores que están en las FARC?
  • ¿Qué va a pasar con las minas antipersonales, quién las va quitar, cuándo van a dejar de enterrar nuevas minas?
  • Y muchas otras.

Para rematar, Santos le arrebató de un “lamparazo” un título que nadie pensaba que alguien pudiera quitarle a Uribe, el del peor oso en viaje internacional alguno: el recordado Frac.

En efecto Santos se disfrazó de lámpara para tomarse una foto con el presidente del Gobierno español. Como dijo mi querido amigo Juan Carlos Pastrana, “si fue a Europa a pasar el sombrero, pues que use otro sombrero”.

JUZGUEN USTEDES.

Foto cortesía Diario de Navarra

_rajoycolombia_e031787e

 

 

 

 

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.