Fracaso Trump

Con un el fracaso del polémico mitin en Tulsa, Oklahoma, concluyó otra semana de mierda para el presidente Donald Trump, quien por culpa propia se encuentra cada día más aislado, desprestigiado y debilitado desde que inició su presidencia hace tres años largos. 

Con bombos y platillos habían prometido cientos de miles de personas — 800,000 dijo Brad Parscale el director de su campaña — y no llegaron ni fracción de ese número. Una nutrida asistencia en sus mítines es clave para Trump, hecho que se ha notado desde el primer día de su presidencia cuando dijo, contrario a amplia evidencia, que el número de asistentes a su inauguración había batido todos los récords.

Trump ignoró las advertencias sobre la salud para llevar a cabo su primera manifestación en 110 días. Se esperaba que sería una de las reuniones bajo techo más grandes del mundo, en medio de un brote de Coronavirus que ha cobrado un saldo de 120,000 estadounidenses, dejado a 40 millones sin trabajo y cuestionado la reelección del presidente de EUA.

El evento era el lanzamiento de su campaña por la reelección menos de cinco meses antes de que el presidente se enfrente nuevamente a los votantes.

Definió las elecciones de noviembre como un conflicto entre las tradiciones de EUA y el radicalismo de izquierda.

Pero su pretendida demostración de músculo político, en medio de una pandemia, produjo miles de espacios vacíos y por lo menos 6 nuevos casos de coronavirus en su propio personal de campaña. También, creó la tendencia #EveryonesLaughingAtYouDonald en Twitter, el medio favorito del presidente.

Lo que demostró el fracasado evento — y que tendrá repercusiones en la campaña — es que nunca aprendió una de las grandes reglas de la TV Realidad: Cada temporada tiene que ser diferente. ¡El guión de 2016 ya no funciona!

Habían preparado algo magistral. Habían eregido dos escenarios — dentro y fuera del estadio — porque se anticipaba que no habría cupo para todos los asistentes. El avión presidencial iba a sobrevolar el sitio por fuera,

Pero no hubo gente.

El fracasado mitin tuvo lugar en medio de una temporada en la que presidente ha rebotado de un tropezón a otro.

La Corte Suprema falló dos veces en contra de la administración. Primero, al decir que la comunidad LBGT tiene derecho a protección contra discriminación sexual en sus empleos; segundo cuando se negó a ordenar la deportación de los beneficiarios de DACA, que protege a unos 700,000 inmigrantes sin documentos que han vivido desde niños en EUA.

Igual tuvo lugar en medio del polémico despido del fiscal del tribunal del Segundo Distrito, quien ha venido investigando a Trump y su organización.

Además, ese mismo día un juez federal se había negado a suspender la publicación de una memoria, de casi 600 páginas, escrita por el exasesor de seguridad nacional John Bolton. Bolton dice que Trump es un inepto y que ha cometido múltiples crímenes.

El fracasado mitin ha sido objeto de burla, con memes y otras maneras de mofar al presidente, algo que es bien sabido le hace hervir la sangre. La cantante Pink dijo que ella había llenado el sitio donde tuvo lugar en cinco minutos. Llamó el evento un espectáculo de burros.

En cuanto a substancia, lo que dijo el presidente dejó a muchos con los pelos de punta. Mencionó los “cocos” de siempre: La congresista social demócrata Alexandria Ocasio-Cortés, los pandilleros de MS-13, y el espectro del socialismo. También:

Este fiasco ha dado mucho material para los programas de opinión de hoy domingo.

Se discutirá la enclenque asistencia. (Anoche se informó que muchos jóvenes habían solicitado boletos por las redes sociales, con la idea de sabotear el acto).

Otro tema será la salud del presidente, tanto mental, porque se nota un acelerado deterioro en lo que dice, como física.

Y finalmente los próximos escándalos que están tomando forma. Entre ellos, los efectos del libro de Bolton, quien ya pronto testificará ante el congreso; el despido del fiscal del Segundo Distrito de New York, que investigaba al presidente, y el libro de Mary Trump, sobrina del mandatario que promete valiosa información sobre las fortunas (tanto la riqueza como lo miserables que son) de esta famlia. El mismo Trump ha amenazado con que va entablar un pleito para impedir su publicación.

Otra semana que pasó en EUA — semana que entre todas las preocupaciones que produce la época ha traído alivio al percibir que éste puede ser el comienzo del fin de una pesadilla llamada Trump.

CFT,
Director El Molino Online
PA EUA,
6/20/20