Colegio Electoral EUA¡Un feliz Día a todas las Madres! Luego de obsequiarle US$2 mil millones en publicidad gratis que impulsaro a Donald Trump hacia la nominación republicana, los medios corporativos se han lanzado en contra de él — en lo que es otro reflejo, por si faltaba, de la profunda crisis política y social que se vive en EUA.

TrumpDesde sus cómodos sillones en los pulpos mediáticos que moldean la opinión pública, los mismos comentaristas — los llamados pundits — se han visto obligados a tragarse sus palabras con las que aseguraron, no una ni dos, sino decenas de veces, que Trump no tenía posibilidad alguna. Sin tener que  sufrir consecuencia alguna por sus errados pronósticos, ahora aseguran de que no hay modo de que el hombre del peluquín sea el próximo presidente de EUA.

Dicen, con cierta razón, que el establishment del partido no lo va a apoyar, enfocando en algunos políticos, como el presidente de la Cámara Paul Ryan, que se han distanciado de Trump. Pero parecen hacer caso omiso de aquellos que sí lo están apoyando y que, de todas formas, el grueso del apoyo a Trump no vino del establishment republicano.

Fue una campaña insurgente, basada en el descontento con las condiciones de vida, la repugnancia hacia la dirigencia del partido e impulsada por los elementos xenofóbicos y más racistas del país.

Los medios también dicen que algunos republicanos van a lanzar un tercer partido para restarle votos a Trump en la elección general.

Aseguran que Hillary Clinton tiene la manera de pararlo. Y en este sentido, presionan a Bernie Sanders para que se retire de una vez por todas.

Aquellos que emiten estos pronunciamientos son los mismos que dijeron que Trump no iba a ganar la nominación. Los mismos que dijeron hace un año que Hillary Clinton seria nominada sin dificultades.

Y en esta predicción, también han errado.

Hillary_BerniePorque Hillary no ha ganado los suficientes delegados para ser la nominada.

Verdad que ella está más cerca que Sanders, pero si se le restan los superdelegados (burócratas del oficialismos que nadie ha elegido y cada día generan más resentimiento) la cosa no está tan clara.

Sanders sigue sorprendiendo. En Indiana, ganó ampliamente. El martes entrante, se anticipa otra victoria para Sanders en West Virginia. Y otras más.

Y cada una de estas victorias del socialista septuagenario promete una convención caliente en julio — donde se discutirán los temas y se presentarán alternativas.

Donde las fuerzas de Sanders tendrán que tenerse en cuenta.

Y ello mostrará nuevamente las serias debilidades de Hillary Clinton como candidata.

old-hillary-clintonSu desfavorabilidad en las encuestas — superada únicamente por la de Trump. Nunca antes se había visto una situación similar.

La falta de apoyo de amplios segmentos particularmente la juventud y los independientes. (Por esta razón, Hillary ha comenzado a coquetearle a los partidarios de Jeb Bush que no apoyen a Trump.)

Su incapacidad de inspirar mas allá de las bases del partido: En las primarias abiertas a los independientes, Sanders gana.

Y los vínculos con las políticas de Bill Clinton, su marido, que en el ámbito de la economía resultaron en los tratados de libre comercio que diezmaron decenas de miles de empleos en estados clave.

Por no decir el rechazo por parte del electorado al concepto de dinastias politicas. Y mucho más hacia la dinastía política Clinton — sinónimo de escándalos sexuales y de puertas giratorias, hipocresía, impunidad, carencia de ética.

Un mano a mano Trump-Clinton en las elecciones generales este otoño no necesariamente resulta en una victoria para Clinton.

La eleccion presidencial de EUA se define, no por el total del voto popular, sino por una victoria en el colegio electoral, donde cada uno de los estados tiene un número de votos proporcional a su población. Son 538 votos en total; se requieren 270 para ganar la elección presidencial.

Históricamente, algunos estados, en virtud de su composición demográfica y las maquinarias partidistan votan sólidos por un lado; y otros por el otro.

En este mosaico, las estrategias electorales se forman combinando estados — los seguros con los que están en juego. Uno de ellos es Ohio, otro la Florida. Si Trump mantiene los estados que Romney ganó en 2012 (mapa aquí) y logra movilizar votantes en Ohio (donde muchos trabajadores perdieron sus puestos a raíz de los tratados de libre comercio implementados por Clinton), Virginia y Florida, alcanzaría 266 votos. Solo le faltarían 4 votos más para llevarse la presidencia.

Trump ya tiene varias ventajas sobre Clinton. El ya ganó la nominación; ella no. Ellla tiene que defender el statu quo; él no. Ella lleva a cuestas la carga de más de 30 años de escándalos; él no.

No hay que menospreciar a Trump. ¿Por qué creer a las mismas personas que lo descartaron, prometieron una nominación fácil para Clinton, cuando dicen que él no tiene posibilidad?

Este es el argumento que sigue impulsando a la gente de Sanders y que piensan llevar a la convención en Philadelphia en julio.

Otra semana que pasó en EUA.

Carlos F. Torres

 

 

Carlos F. Torres
Director, El Molino Online
New York, NY, 5/8/2016 

 

 

 

 

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.